Compartir

En un mundo que de a poco fue tendiendo a la imagen, y que del espectador pasivo fue dando paso a la interactividad, los videos pensados para transformar espectadores en clientes hoy son una herramienta que marca la diferencia a la hora de vender.

Si bien en 2007 empezaron a verse ejemplos de videos interactivos, fue realmente a comienzos del 2013, con el crecimiento del consumo del video, cuando aparecieron los primeros casos de videos interactivos orientados a acciones de marketing.

Edición interacción 1Mariano Lo Cane, CEO y Co-Fundador en Cinemad.tv -la plataforma que permite crear videos interactivos para convertir espectadores en clientes-, explica la diferencia entre un video que genera espectadores y otro que convierte al espectador en cliente a partir del clic y de la interactividad: “Puede compararse con una situación en la que estamos en una tienda, se acerca el vendedor, nos cuenta todas las bondades del producto y cuando nos decidimos a comprar, desaparece. A partir de ese momento, tenemos que arreglarnos por nuestra cuenta para completar la compra del producto: habría que ir al depósito a buscarlo, entrar en el sistema, hacer la factura, y poner el producto en la bolsa. Con un video interactivo, en cambio, el espectador ve el comercial y si le interesa el producto o servicio puede comprarlo directamente desde el reproductor. Es como tener la atención personalizada de un vendedor dentro de un comercial masivo”, compara Lo Cane.

La plataforma de Cinemad para hacer videos interactivos está 100% enfocada en el segmento de publicidad, por lo que la herramienta le permite al anunciante generar piezas perfectamente alineadas a sus objetivos. Por ejemplo, si quiere generar más engagement en redes sociales, es posible colocar un botón de “like” en el video para que los espectadores se hagan fans con solo un clic. Este tipo de formato es ideal para grandes y medianos anunciantes, que están buscando nuevas formas de llegar a sus potenciales clientes.Edición interacción 2

A partir del video, la “conversión” puede ser directamente la compra u otras acciones a partir del clic: “Se pueden hacer todas las interacciones que se deseen, no hay límite. Pueden mostrarse los últimos twitts de la marca en el video y que el espectador mande otro twitt desde ahí, el usuario se puede registrar para un test drive de un auto completando cuatro campos o también se puede ayudar a viralizar un contenido con botones para compartir en redes sociales”, señala el CEO de Cinemad, que es la única herramienta de este tipo en español.

Otros desarrolladores de videos interactivos están más orientados al storytelling: el usuario que está viendo un contenido en un momento puede elegir por ejemplo entre dos finales. Lo Cane plantea que esto es muy interesante y sin duda genera engagement, pero no resultados concretos, y éste es el diferencial que ofrece Cinemad: una plataforma más orientada a generar resultados y clientes.

El video interactivo ofrece beneficios tanto para la empresa como para el cliente: para la empresa, brinda la posibilidad de aumentar la conversión por el simple hecho de reducir los pasos que el espectador debe hacer para terminar convirtiendo el objetivo. “Por ejemplo, si una marca desea incrementar su base de seguidores en Twitter, tiene que armar el comercial incentivando al espectador a darle follow en Twitter, correr la campaña, rezar para que el espectador después de ver el comercial abra una nueva ventana, entre en Twitter, busque la cuenta de la marca y después haga clic en seguir. En cambio, con un video interactivo de Cinemad, es tan simple como poner el botón de follow dentro del video”, plantea Lo Cane.

Para el cliente, estos videos interactivos tienen como beneficio la posibilidad de comprar de forma fácil y rápida una vez que tomaron la decisión: “No requiere entrar a una nueva página ni tener conocimientos extra porque la usabilidad es muy intuitiva”, aclara el CEO.

“En Cinemad ya hemos reproducido más de 10.000.000 de videos interactivos con distintas interacciones orientados a distintos objetivos, y lo que observamos es que, en promedio, hemos alcanzado ratios de conversión de hasta 15% frente a los ratios promedio de la industria, que son de un 2%. Otra cosa que hemos comprobado es que influye mucho el target de espectadores, la creatividad del comercial y los medios donde se muestran los anuncios”, explica el Co-Fundador de Cinemad.

Sin duda, el video interactivo es hoy el “vendedor estrella”,  porque no existe una mejor forma de llegar a una gran cantidad de potenciales clientes e incentivarlos a concretar la acción.