Bigbox, la empresa especializada en crear regalos de experiencias, cerró el 2016 con un 70 % de crecimiento.

Con un desarrollo sostenido desde sus comienzos, la compañía cerró el último año con una facturación cercana a los $80 millones. De este total, el 45 % perteneció a las ventas corporativas, mientras que el 55 % correspondió a las transacciones realizadas por los clientes finales.

El máximo incremento entre 2015 y 2016 se dio en el segmento B2C, en el cual Bigbox aumentó su facturación en un 115% en las operaciones online y en un 78% en sus puntos de venta.

Llegado diciembre, el mes más importante del año para la industria de los regalos por las celebraciones de Navidad y Fin de Año, Bigbox duplicó la cantidad de productos vendidos desde su sitio web www.bigbox.com.ar y en sus locales de Unicenter, Alcorta, Alto Palermo y Galerías Pacífico, entregando un total de 14 mil experiencias a sus usuarios.

“El crecimiento obtenido en nuestras operaciones de 2016 se dio por la fuerte apuesta que hicimos a nuestro canal digital y gracias a la incorporación de la posibilidad de retirar por los locales las compras realizadas por internet. Los argentinos tienen cada vez más confianza en las operaciones comerciales online, pero no así tanto en la logística de distribución que muchas veces falla. Desde que implementamos la modalidad de picking, el 77% de las personas que hicieron compras a través de nuestra web optó por retirar el producto de un lugar físico, en vez de solicitar el envío a domicilio”, explicó Gastón Parisier, CEO de Bigbox.

Las experiencias más buscadas durante el año por los consumidores para regalar a sus seres queridos tuvieron que ver con propuestas gastronómicas y de bienestar. Las Bigbox Experiencia Gourmet (que incluye cenas para dos en los mejores restaurantes de Buenos Aires) y Bonjour (con opciones de desayunos y meriendas) fueron las preferidas en la primer categoría, mientras que en la segunda, Bigbox Relax fue la que reunió más adeptos en busca de masajes o de momentos de calma.

Con la aceptación y el posicionamiento obtenido ante el consumidor final, hoy la compañía reparte su negocio prácticamente en partes iguales entre el canal B2B – que comenzó siendo el 90% de su facturación – y el canal B2C.

“Los resultados nos avalan a seguir apostando en este camino. Durante 2017 vamos a invertir alrededor de 15 millones de pesos con el objetivo de duplicar la facturación y alcanzar los 150 millones”, concluyó Parisier.