Argentina es el país “más conectado” de América Latina, con un 69,4% de usuarios, seguida por UruguayChile y Brasil. Y dentro de ese universo, se estima que el 90% de los jóvenes argentinos tiene al menos una red social (Facebook, Twitter, Instagram, Whatsapp, Snapchat, etc). Puede decirse que las redes sociales se han convertido en el canal de comunicación por excelencia, y marcan un antes y un después en las relaciones sociales. El problema es cuando un hábito como es el de la comunicación pasa a la adicción.

De acuerdo con una encuesta realizada por EducacionIT, el Centro que brinda capacitaciones relacionadas al mundo de la tecnología, sobre una base de 6.000 personas consultadas, de entre 18 y 35 años, el 40% afirmó que consulta sus redes “más de 20 veces al día”.

Actualmente, el uso de las redes sociales está “atravesando barreras no saludables” en el ámbito personal, social, legal, que no están siendo contempladas todavía. Según los expertos, las redes son herramientas “útiles y eficaces si se usan de forma adecuada” y recomiendan establecer pautas para un uso razonable.

MUESTRA DE 6.000 PERSONAS: