Tarres, De Oromi, Reynoso, Sciammarella

Y finalmente el Golden Brain tuvo su noche exclusiva. Con acierto, la Fundación Golden Brain Atacama decidió que este año la 14º edición de estos galardones – que reconocen la trayectoria y valores humanos de quienes marcaron huella en la comunicación publicitaria argentina – tuviera su propia ceremonia ya que el concurso solidario para estudiantes “Promise Brain” tendrá lugar en 2018.

Con asistencia completa, la entrega tuvo lugar en un salón de un coqueto hotel de Recoleta donde nuevamente Juan Gujis ( Golden Brain 2012  ) presentó y dialogó con los 4 nuevos galardonados con su habitual solvencia y profesionalismo.

Gujis resaltó ” la cantidad y calidad de los asistentes ” y el orgullo que debía estar experimentando la Fundación por haber instituido estos reconocimientos cuya repercusión se adivinaba en la calificada concurrencia que colmaba la sala.

Recordó que desde 2015 los Golden fueron declarados de interés social y cultural por la Legislatura de Buenos Aires además de recalcar que quienes eligen a los nuevos 4 distinguidos cada año son sus propios pares, los Golden Brain de anteriores ediciones.

El primer galardonado, Arturo Tarres, fallecido el pasado 4 de noviembre, fue representado por su hijo Fernando quien recalcó que estaba muy emocionado porque ” cuando la Fundación lo eligió sin saber de su enfermedad entendí que representaba una forma muy hermosa de terminar su carrera. Además, cuando me explicaron que no era un premio al trabajo sino a la actitud con la que se trabaja, a los valores con que cada uno se planta en la vida me pareció que era la mejor manera de cerrar su ciclo ”

Como sucede usualmente, se amenizó la velada exhibiendo piezas de cada galardonado. En este caso fueron comerciales para Caritas, Tarjeta Naranja y vino Toro musicalizadas por Fernando Tarres, quien desde principios de este año dirige en Córdoba la agencia Rombo Velox fundada por su padre hace 48 años.

A continuación, Federico de Oromí recordó sus comienzos hasta la fundación de su propia agencia, Pragma Publicidad ( luego Pragma/FCB), y marcó las diferencias de su trabajo en marketing ( hoy planeamiento estratégico) en esa época y en las actuales. Contó que en ese entonces se viajaba mucho a filmar en el exterior donde se contrataban modelos, proveedores y locaciones. Recordó que “lo lindo de la publicidad es que se trata de una tarea en equipo donde cada uno aporta su grano de arena”.

Se pudieron ver luego varios comerciales de su agencia, entre ellos “Oreo”, una emotiva pieza con 2 hermanos reales, hallazgo del casting, ( uno de ellos con síndrome de Down) que se alzó con el León de Oro en Cannes en 1999.  Se proyectó luego “Clemente Onelli” para Telefónica filmada en el pueblito homónimo de la Patagonia – de solo 70 pobladores –  en la que actuaron los mismos lugareños, entre ellos el comisario como figura principal. De Oromí señaló que este último spot fue dirigido por Carlos Sorín y que de allí partió la fascinación del director por nuestro sur y que luego se constituiría en escenario de muchas de sus películas.

Daniel Reynoso, del área creativa, comentó de los cambios en la actividad ocurridos en los últimos años, la concentración de empresas de publicidad en los grandes grupos internacionales y la atomización de los servicios. “Cambiaron las estructuras, ahora hay 12 proveedores diferentes que dan el servicio que antes proveía una sola agencia. Pero no hay que lamentarse ya que la vida es un cambio constante “.

“Los espacios hay que llenarlos con ideas, y están en todos lados , sin que importe la herramienta tecnológica que se esté usando ” completó.

Se exhibieron varias piezas, entre ellas “Pescador”, para la santafesina Pro Renta AFJP; “Relato de Fútbol ” campaña de bien público del Consejo Publicitario Argentino para Revivir, ambas dirigidas por Eduardo Flehner ( Golden Brain 2014) y con muy bajo presupuesto. Luego se emitieron 2 spots para radio entre los que se destacaron ” El Día del Arquero” para la Quiniela de Santa Fé y una exitosa campaña de unos 40 comerciales realizados solo en radio para cerveza Schneider, que fue producida con poquísima inversión en plena crisis del 2001 y que sin embargo logró prontamente posicionarla como segunda marca.

El cuarto galardonado, un simpático Rodolfo “Picho” Sciammarella, autor de recordados jingles, agradeció a la genética ” si no hubiera sido por mi padre yo no hubiera heredado la creación, lo pegadizo, el incluir el nombre de las marcas y la elipsis “.

Gujis armó un divertido contrapunto con las conocidas creaciones del galardonado contando con la colaboración de Pelusa Suero ( Golden Brain 2015 ) presente en la sala, así en su voz pudieron escucharse reconocidos slogans como “Uvita, uvita, ta,ta,ta “, ” Kohinoor, poderoso el chiquitín “, “Lo que la gotita pega, nada, nada lo despega ” . A continuación resonaron más jingles como ” La pausa son 5 minutos, y La Virginia es el té”, “Trenet y chau mancha “. “QUe tranquilidad señora mamá, para sus chiquitos usted tiene Aspirinetas “,  entre muchos otros.

El evento finalizó con las palabras de Gustavo Brizuela, presidente de la Fundación Golden Brain Atacama quien dió la bienvenida a los 4 nuevos Golden Brain resaltando ” que fueron elegidos por sus pares a partir de su trayectoria profesional y humana, de éxitos con valores”. Destacó que el cambio de formato y de escenario resultó en una cálida jornada en que se compartió anécdotas entre amigos “.

Anunció también que los Promise Brain se realizarán de manera independiente ” con un formato netamente digital como lo exigen ahora los cambios en la comunicación. Será una sola jornada de trabajo para las Universidades y sus alumnos, quienes deberán presentar sus piezas en formato para medios digitales en Vía Pública”.