La muestra Bucólico serrano y otras texturas urbanas del reconocido artista cordobés se extiende para sumar una propuesta fresca a las opciones del verano en la ciudad. Desde su inauguración en septiembre, miles de personas visitaron Casa Naranja para sumergirse en el universo de Antonio Seguí. Entre los visitantes se cuentan más de 1200 alumnos de escuelas primarias y secundarias de la provincia, que participaron de una experiencia pedagógica diseñada desde una perspectiva lúdica.

La selección expuesta tiene como punto de partida la obra Bucólico Serrano (1966) en la que el pintor anticipa su producción escultórica posterior a través de la inclusión de figuras recortadas en madera. A partir de allí, el recorrido incluye una decena de paisajes de las sierras cordobesas realizados con la técnica del grabado y coloreados con acuarela, y un conjunto reciente de pinturas monocromas expuestas por primera vez en Córdoba que tienen por escenario una ciudad anónima y universal. Además, los visitantes podrán transitar una instalación que reconstruye a escala humana y como una maqueta de grandes dimensiones, una de las obras de la serie de paisajes serranos. Finalmente, una estación interactiva invita a grandes y chicos a jugar con el repertorio visual de Seguí y crear colaborativamente sus propias composiciones.